15697845_1294628893892351_8620972744949828194_n.jpgHan sido muchas las manos que hemos encontrado tendidas a lo largo del 2016, abiertas a la espera de un encuentro, enérgicas para sostener el compromiso, firmes para oponerse a la injusticia. Muchas manos que nos han ayudado en nuestro caminar al lado de quienes viven en condiciones más difíciles, expulsados e invisibilizadas por la sociedad. Manos que nos han enseñado a acariciar mejor, a sostener con más fuerza, a señalar con más claridad el camino.

Manos como las de Juan, Pedro y Rosa, que pese a tener que enfrentar muchas dificultades en su vida están dispuestos a mojarse para apoyar a otras familias que están en su misma situación a través de la Asamblea de Vivienda Digna para Todas las Personas. Manos como las de Hontanares, que multiplica horas del día para compartir su compromiso y conocimiento como trabajadora social no solo en su trabajo sino en muchos otros ámbitos. Manos como las de Alvaro, Marina y Rocío, que han aceptado cambiar de misión y lugar de vida desde su estar disponible, como voluntarios permanentes, para reforzar la lucha del Movimiento ATD Cuarto Mundo.

Manos como las de los animadores y animadoras de las Bibliotecas de Calle en Vallecas y Carabanchel, como las de los participantes en las Universidades Populares, como las de quienes comparten su reflexión y experiencia en el proyecto de “Nuestras Voces”, como las de quienes nos apoyan económicamente, como las de quienes comprometen parte de su tiempo en esta apuesta compartida por un mundo sin pobreza…

Gracias. Gracias a todos y a todas. Ha sido un 2016 en el que hemos intentado dar lo mejor de nosotros mismos. Ojalá el 2017 nos empuje a abrirnos aún más al encuentro de quienes todavía faltan, de quienes se encuentran más solos y abandonados.

Feliz 2017. Felices manos al encuentro de otras manos.